Evite el próximo mega ataque cibernético

Perspectivas estratégicas de las generaciones anteriores de amenazas

Dé el próximo paso y adopte la ciberseguridad de quinta generación.
Seguridad que impide los ataques cibernéticos de quinta generación.

En 2017 se hizo un llamado de atención global para tomar en serio el panorama de amenazas cibernéticas. Ataques cibernéticos fueron como mega ataques en múltiples vectores que causaron estragos en empresas y en la reputación. Como resultado, nos encontramos en medio de la quinta generación de ataques cibernéticos.  Para proteger las operaciones en nuestros días, las empresas necesitan una nueva generación de seguridad cibernética: la quinta generación.

En el primer trimestre de 2018, Check Point encuestó a 443 profesionales en materia de seguridad de todo el mundo sobre sus infraestructuras de seguridad. Los resultados mostraron que la mayoría de las infraestructuras de seguridad se encuentran de manera generacional y peligrosamente detrás del nivel de los ataques contra los cuales deben proteger.  Esa situación es urgente y alarmante.

Nos encontramos en un punto de inflexión

Los piratas informáticos están explotando el hecho de que la mayoría de las organizaciones confían en las generaciones más antiguas de seguridad. A medida que la sofisticación y la escala de los ataques crece, las generaciones anteriores de seguridad, que simplemente detectan, ya no son efectivas. El aumento de la conectividad ha creado una nueva y vasta frontera: un campo de caza rico en objetivos para los atacantes cibernéticos y los actos ilícitos. Además, con cada adelanto exitoso de las actividades maliciosas, surge una nueva generación de seguridad informática. ¿Qué se necesita para contrarrestrar la última generación de ataques cibernéticos? Una prevención avanzada de amenazas en tiempo real que proteja todas las operaciones en red, virtuales, en la nube, en oficinas remotas y en dispositivos móviles.

La evolución de las amenazas cibernéticas y sus soluciones

Del mismo modo, la protección de la seguridad cibernética se adaptaba de acuerdo con cada generación que pasaba:

  • Primera generación: Los piratas informáticos eran bromistas ingeniosos. Los ataques de virus en ordenadores independientes comenzaron sobre todo como molestias o errores. Para detener las molestias, se desarrollaron productos antivirus.
  • Segunda generación: Los firewalls, antivirus y sistemas de detección de intrusos (IDS) resultaron ser insuficientes frente a exploits. Esto desató una era de modelos de patchwork líderes en seguridad, ya que las empresas batallaban para protegerse.
  • Tercera generación: Los atacantes empezaron a analizar redes y software para encontrar y explotar vulnerabilidades en toda la infraestructura de TI. Los firewalls, antivirus y sistemas de detección de intrusos (IDS) resultaron ser insuficientes frente a exploits Esto desató una era de modelos de patchwork líderes en seguridad, ya que las empresas hacían todo para protegerse. Check Point comenzó a centrarse en la prevención y lanzó sistemas de prevención de intrusos (IPS).
  • Cuarta generación: Los ataques cibernéticos alcanzaron un nuevo nivel de sofisticación, que abarca desde el espionaje internacional hasta las brechas masivas de información personal y la interrupción de Internet a gran escala. Los ataques se ocultaban de mil maneras, desde currículos hasta archivos de imágenes, evasivos y polimórficos. Si bien la seguridad de Internet de segunda y tercera generación proporcionaba control de acceso e inspeccionaba todo el tráfico, era incapaz de validar el contenido real que el usuario final recibía por correo electrónico, mediante descargas de archivos y otras acciones. En respuesta a esto, Check Point introdujo los productos antibots y sandboxing para afrontar los ataques antes desconocidos y de día cero.
  • Quinta generación: Las herramientas de hacking avanzadas ‘de grado militar’ se filtran, permitiendo a los atacantes moverse rápido e infectar un gran número de empresas y entidades a través de enormes franjas de regiones geográficas. Los ataques a gran escala y en múltiples vectores generan la necesidad de contar con estructuras de seguridad integradas y unificadas. Las generaciones anteriores de patchwork y las tecnologías líderes de detección de primera generación no son rivales para los ataques rápidos y sigilosos de la quinta generacion. Check Point desarrolla una arquitectura unificada con soluciones avanzadas de prevención de amenazas que comparten la inteligencia de amenazas en tiempo real, evitando ataques en instancias virtuales, despliegues en la nube, endpoints, oficinas remotas y dispositivos móviles.

Es hora de modernizarse

Los atacantes operan libremente y pueden avanzar sin obstáculos. Mientras tanto, las empresas se encuentran obstaculizadas por requerimientos de tiempo de disponibilidad, control de cambios, controles de cumplimiento de normas, escasez de personal, restricciones presupuestarias y por las mejores infraestructuras de seguridad. El hecho de añadir más productos a una infraestructura de seguridad que de por sí ya es pesada desde el punto de vista operacional, agrava el problema. La conclusión es que las empresas no pueden mantener el ritmo.

La mayoría de las empresas están atascadas en el mundo de la seguridad de segunda y tercera generación, que solo protege contra virus, ataques de aplicaciones y envíos de recarga. Las redes, los centros de datos virtuales, los entornos de nube y los dispositivos móviles quedan expuestos. Para garantizar una organización protegida en términos cibernéticos, las empresas deben evolucionar a la seguridad de la quinta generación: prevención avanzada de amenazas que impide uniformemente los ataques a toda la infraestructura de TI.

Definición de quinta generación

La seguridad de quinta generación deja atrás los despliegues líderes de patchwork del pasado. En cambio, se caracteriza por una arquitectura que unifica todas las redes, la nube y los dispositivos móviles, respaldada por la inteligencia de amenazas automáticas e inmediatas.

La seguridad de quinta generación está marcada por avances clave en la seguridad de la cuarta generación que la precedió:

  • Consolida la próxima generación de firewall (NGFW), sandbox, seguridad de bots, seguridad de endpoints y otros controles de seguridad en un único sistema unificado de seguridad.
  • Comparte información de amenazas en tiempo real en todo el sistema.
  • Previene los ataques avanzados de quinta generación y los ataques nuevos; no permite los primeros ataques que provocan una infección de “paciente-cero”.
  • Amplía la prevención de ataques avanzados a despliegues en la nube y dispositivos móviles como parte del sistema de seguridad unificado único.
  • Impide uniformemente los ataques a toda la infraestructura de TI de una empresa compuesta por redes informáticas, instancias virtuales, implementaciones en la nube, endpoints, oficinas remotas y dispositivos móviles.
  • Gestiona, supervisa y responde de manera centralizada a todas las actividades y eventos de seguridad como un único sistema unificado de seguridad.

Beneficios de la quinta generación

Presentado por Check Point Infinity

Infinity de Check Point es la primera arquitectura de seguridad consolidada a través de redes, la nube y los dispositivos móviles, lo que proporciona el más alto nivel de prevención de amenazas contra ataques dirigidos, tanto conocidos como desconocidos, para mantenerlo protegido ahora y en el futuro.

  • Protección contra ataques dirigidos con inteligencia de amenazas unificadas e interfaces abiertas
  • Prevención de amenazas con intercambio de información sobre amenazas en tiempo real para una protección hiperreactiva
  • Gestión simplificada, ágil y unificada con capas de seguridad consolidadas, lo que proporciona una eficiencia superior en el manejo de políticas y visibilidad en un único panel.
Check Point Infinity Logo

Como la solución de seguridad cibernética de quinta generación de Check Point, Infinity ofrece una protección sin precedentes contra los ataques actuales y potenciales, hoy y en el futuro.